3 de gen. 2008

Gràcies, Cristina, per la lliçó d'en Beppo



A Beppo le gustaban esas horas antes del amanecer, cuando la ciudad todavía dormía. Le gustaba su trabajo y lo hacía bien. Sabía que era un trabajo muy necesario.

Cuando barría las calles, lo hacía despaciosamente, pero con constancia; a cada paso una inspiración y a cada inspiración una barrida. Paso - inspiración - barrida. Paso - inspiración - barrida. De vez en cuando, se paraba un momento y miraba pensativamente ante sí. Después proseguía paso - inspiración - barrida.

(...)

- Ves, Momo -le decía, por ejemplo-, las cosas son así: a veces tienes ante tí una calle larguísima. Te parece tan terriblemente larga, que nunca crees que podrás acabarla. (...) Y entonces te empiezas a dar prisa, cada vez más prisa. Cada vez que levantas la vista, ves que la calle no se hace más corta. Y te esfuerzas más todavía, empiezas a tener miedo, al final estás sin aliento. Y la calle sigue estando por delante. Así no se debe hacer.

Pensó durante un rato. Entonces siguió hablando:

- Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente.

Volvío a callar y reflexionar, antes de añadir:

- De repente uno se da cuenta de que, paso a paso, se ha barrido toda la calle. Uno no se da cuenta cómo ha sido, y no se está sin aliento.

Asintió en silencio y dijo, poniendo punto y final:

- Eso es importante.

Michael Ende, a Momo

4 comentaris:

namaga ha dit...

ooh! moltes gràcies a tu, a la Momo i la Nuria(ella continua repentint-me alguna estrofa quan ho veig tot negre)quanta saviesa té aquest llibre i és el tros que més m'agrada el d'en Beppo (bé, per altres són Pepo jaaa,jaaa,jaaa) la foto es preciosa amb aquest cel plè d'esperança. besets

petitacriatura ha dit...

Beppo és en Pepo pels amics ;-) Sí que té saviesa, sí. Besets per tu, Babetes!!

Clara ha dit...

És realment així tot. Si ens ho mirem tot plegat, produeix vertigen i ganes de correr a amagar-se. Però si vas pas a pas i no mires massa lluny, tot va bé.

Un somriure!

petitacriatura ha dit...

Així és: tan senzill i tan gran, oi?

Un somriure, mira: :-)